Titcoins – Paga en comercios enseñando las tetas

Vivimos tiempos de crisis. En los últimos tiempos las frases clave que valen para casi todo son “está la cosa muy mal” y “es que la crisis ha acabado con todo”. En parte es cierto, los sueldos han bajado, el valor de los pisos o los coches ha bajado… Todos somos un poco más pobres y estamos un poco más tristes.

Peeeeero… siempre hay soluciones. De hecho, en estos tiempos lo que más triunfa son los mensajes positivos. Todos estamos necesitados de una sonrisa y un punto de optimismo.

“Pornhub han hecho un vídeo de promoción con mucho sentido del humor donde proponen las titscoins.

Lo cierto es que de los pocos negocios que siguen funcionando, son los relacionados con el sexo. Las páginas de porno, por ejemplo. Proporcionan un servicio estupendo a la sociedad, dando a hombres estresados un momento de desahogo. La masturbación es un chute de endorfinas al cerebro inmediato y gratis. Droga natural y sin efectos secundarios para el cuerpo o la cuenta corriente. Y es que cuando no hay dinero para salir o para otras cosas… ¿qué mejor plan que el sexo? ¿qué mejor forma de animarse la vida, hacer ejercicio y sonreír satisfecho?

Por ejemplo en Pornhub han hecho un vídeo de promoción con mucho sentido del humor donde proponen las titscoins. Son como las bitcoins, las monedas virtuales que llevan ya un tiempo triunfando en las compras por Internet, pero enseñando las tetas. Tú vas al bar, te levantas la camisa y ¡pam! Caña gratis. Vas de compras, te abres la camisa y ¡pam! 20% de descuento en ropa. Tal y como están los bolsillos en estos tiempos, no es mala idea. Al fin y al cabo, no todo el mundo tiene trabajo o tiene un sueldo, pero todas las mujeres tienen pechos. Y sean como sean, a todos los hombres les gusta verlos.

La propuesta de conseguir cosas a cambio de enseñar las tetas tampoco es ninguna novedad, los simples escotes ya facilitan mucho la vida, supongo que subiendo un poco el nivel las posibilidades son ilimitadas.

De hecho, creo que habría llevarlo un poco más lejos. ¿Por qué sólo los pechos? Sería muy bueno que cada uno pudiera pedir lo que quisiera en función de sus fetichismos o filias varias, por ejemplo: “cañas a cambio de enseñar los pies” o “ración de bravas por enseñar la goma del tanga” o “helado gratis a cambio de un palmetazo en el culo”. ¿Por qué no? El mundo, según aseguran en Pornhub sería un lugar más feliz. La gente recibiría cosas que quiere por ambos lados, un acuerdo tácito sin dinero de por medio. Un trueque moderno del siglo XXI. Una ración de endorfinas cerebrales para ellos por ver pechos y otra para ellas por conseguir cosas gratis o reducidas de precio. Todos felices, todos satisfechos, todos obteniendo un resultado.

Y además, tampoco lo limitaría a que sean las chicas las que pagan en carnes. Nosotras también queremos alegrarnos la vista. Y ellos también quieren cosas gratis. Cada vez hay más mujeres emprendedoras que montan negocios, igual ellas también están dispuestas a aceptar “sexycoins”, con ofertas tales como “Café gratis a cambio de abdominales” o “”descuento proporcional a lo apretados que lleves los vaqueros” o “bienvenidos barbudos, rosquillas gratis para ellos”.

En cualquier caso, el objetivo final del vídeo es sacar una sonrisa. Es verdad que el mundo está un poco torcido, pero quizás se enderece poco a poco con un poco de buen rollo por parte de todos. Las titscoins aún no están en circulación y tenemos que pagar con dinero, pero a lo mejor si lo acompañamos de una sonrisa, nos acompañen la caña de unas aceitunas. Es un comienzo, un primer paso antes de las sexycoins del futuro.

Noemí Sanz

Comenta lo que piensas, sin cesurasApreciamos la cortesía y la sinceridad. Gracias.

Tus pensamientos aquí